Qué le espera a Cristina Kirchner en Tribunales

similLa ex presidente deberá asistir personalmente al juzgado de Bonadio para prestar declaración indagatoria. En qué consiste este trámite judicial, de qué la acusan y qué puede pasar después de su declaración.
El 17 de febrero de 1992 el fiscal de Milán Antonio Di Pietro logró obtener una orden de detención contra Mario Chiesa, dirigente del Partido Socialista Italiano. Chiesa fue detenido en su despacho en el momento en que recibía un soborno de 7 millones de liras. Nacía así el proceso de lucha contra la corrupción en la política italiana conocido como "Mani Pulite".

Veinticuatro años después, también en febrero, comienza en Argentina un proceso que parece ser el comienzo de un largo peregrinar por tribunales de ex funcionarios kirchneristas sospechados de corrupción. En ese contexto el juez federal Claudio Bonadio se ha convertido en el magistrado que puede dar inicio a un "mani pulite" criollo. En su juzgado se investigan causas como la relacionada con el presunto pago de sobreprecios en el plan Qunita, Hotesur y la maniobra por venta de dólar futuro.

En este último expediente, Bonadio citó a indagatoria a 13 personas, entre ellas al ex presidente del Banco Central Alejandro Vanoli y al ex ministro de Economía Axel Kicillof, pero –sin dudas– el llamado que más impacto provoca es el de la ex presidente, Cristina Kirchner. La ex jefa de Estado deberá presentarse el próximo 13 de abril a las 10 de la mañana en el cuarto piso del edificio de Comodoro Py 2002.

 

De qué la acusan

La investigación comienza por una denuncia de los diputados Federico Pinedo y Mario Negri por defraudación contra la administración pública por los contratos de venta de dólares a futuro. Estos contratos se garantizaban con dólares a un valor menor al que el mismo mercado financiero descontaba que iba a tener la divisa al momento de cumplir con la obligación.

La operatoria se hacía en medio de un contexto en el que la entidad monetaria perdía reservas día a día. Esto no podía ser desconocido ni por Vanoli ni por los miembros del Directorio del Banco Central, y por supuesto, sería ingenuo creer que la Presidenta de la Nación no estaba al tanto de lo que ocurría. Hubo un crecimiento exponencial de las operaciones, casi se cuadruplicó el volumen.

La operación generó pérdidas millonarias al Banco Central mientras que los compradores de dólares a futuro recibieron un beneficio gigantesco que se iba a pagar con dinero del Estado. ¿Contaban con información privilegiada los beneficiados? La respuesta a esa pregunta va a ser relevante para determinar la responsabilidad de los imputados.

 

Por qué la llaman a indagatoria a Cristina Kirchner

En el auto de citación, Bonadio afirma que de acuerdo a los testimonios y otros elementos de prueba obrantes en la investigación "se configura el estado de sospecha" que requiere el Código Procesal Penal para llamar a indagatoria a la ex presidente y a los otros 12 imputados.

 

Cómo es la indagatoria

Esta declaración es el primer acto de defensa del imputado. Cristina Kirchner deberá presentarse en el juzgado de Bonadio en forma personal y a la audiencia sólo pueden asistir su defensor y el fiscal. Luego del interrogatorio de identificación, el juez le informará en forma detallada cuál es el hecho que se le atribuye y las pruebas que hay en su contra. Además le hará saber que puede negarse a declarar sin que su silencio haga presumir que tiene algún tipo de culpabilidad.

Si Cristina opta por declarar, puede hacer su descargo, formular aclaraciones y ofrecer las pruebas que crea oportunas. También puede presentar un escrito con su declaración pero no puede dejar de asistir personalmente al juzgado.

No declara bajo juramento, es decir, no está obligada a decir la verdad, con lo cual Cristina el 13 de abril puede mentir.

 

Qué puede pasar después

A partir del momento de la indagatoria el juez Bonadio tendrá 10 días para definir la situación procesal de Cristina. El código procesal establece tres posibilidades. El juez puede:

Sobreseerla (queda desafectada del proceso)
Dictar la falta de mérito (si no tiene elementos de convicción suficientes para sobreseerla o procesarla).
Procesarla.

Ir arriba