Pidió médico a domicilio y la asaltaron

carolina-colegialesUna familia fue víctima de un extraño asalto en su departamento del barrio porteño de Colegiales. Todo ocurrió el viernes pasado, cuando una mujer llamó al 0800 de su empresa prepaga para pedir un médico para su pequeña hija, quien sufría un cuadro de gastroenteritis. Al menos veinte minutos después, se escuchó el timbre de su casa. Preguntó por el portero eléctrico quién era y escuchó una voz del otro lado que le contestó: "Médico". Sin dudarlo, le abrió la puerta del edificio sin sospechar que lo peor estaba por ocurrir. En lugar de ser un doctor, la persona que acudió al al domicilio terminó siendo un delincuente que le robó dinero y los celulares.

"Me preguntó quién más estaba en la casa. Va para el baño y yo ahí agarro a mi hija y la llevo a donde estábamos. Nos amenazaba con el arma y nos decía que nos quedáramos tranquilos. Noté que estaba muy apurado. Nos pedía la plata y los celulares. No podía creer que no tuviéramos más dinero", relató Carolina, la víctima del asalto.

"'No hagan nada, denme todo lo que tienen', me dijo. Mi marido intentó calmarlo. Nos decía: 'ahora los voy a atar'. Mi marido le decía 'quedate tranquilo. No vamos a hacer nada'. Bajó a abrirle y terminó todo", agregó la mujer, quien aclaró que oficialmente no tienen respuesta. "No tengo información de lo que pudo haber pasado. Hay algo que se filtró en la información cuando llamé a pedir el médico", sostuvo.
Entre otros detalles, Carolina relató que cuando ocurrió el episodio llamó a la prepaga y que no supieron decirle qué pudo haber pasado. Cuando hizo el llamado para notificarlos, le quisieron mandar una ambulancia inmediatamente pero se negó. Estaba asustada luego del momento que había vivido.

"La chica que me atendió no entendía muy bien. Insistían en mandarme el médico. Finalmente lo acepté. La doctora que vino nos mostró el teléfono. Nos dijo que reciben los datos con una aplicación en especial y que era muy raro lo que pasó. Supongo que pudo haber sido desde el operador que recibió el llamado o un filtro de información desde el sistema de la prepaga", insistió.

Reveló asimismo que todo ocurrió en pocos minutos, que el ladrón no los golpeó y que estaba apurado. "El ladrón estaba vestido normal de camisa y pantalón, con un bolso de médico donde tenía el arma. Me dijo que era médico. Cuando hice la denuncia me dijeron que les llamó la atención
Supongo que tomaré una acción legal", advirtió.

El hecho ocurrió en un departamento ubicado en la calle Zapiola, entre Olleros y Lacroze. La mujer realizó la denuncia en la comisaría 31°. A los pocos minutos, un patrullero se acercó a su departamento.
Ante la repercusión del caso, la empresa de medicina prepaga OSDE dio a conocer su relato cronológico de lo ocurrido. Revelaron cifras de la cantidad de llamados que reciben por día y anunciaron que se van a realizar las investigaciones correspondientes para establecer lo que ocurrió.

Ir arriba